Consejos para arrancar tu coche en frío

Consejos para arrancar tu coche en frío

Los coches de hoy en día no sufren como antes los problemas de arrancar en frío pero en España buena parte del parque de automóviles tiene más de 8 años y sufren en los fríos inviernos.

Antes de nada. Si un coche está en perfecto estado no debería tener problemas a la hora de arrancar pero lo cierto es que la falta de puesta a punto nos juega malas pasadas en muchas ocasiones.

1. No hace falta decir que si el coche está bajo techo tienes muchas más posibilidades de arrancar tu coche sin problemas, pero no siempre es posible por lo que si lo tienes que aparcar en la calle lo mejor es buscar un sitio resguardado del viento y si es posible debajo del alumbrado público, mucho mejor.

2. Una batería muy fría tiene mucho menos poder de arranque que otra más caliente, por lo que un buen paño caliente y seco sobre la batería unos minutos antes de arrancar puede ser una primera opción interesante.

3. Para casos extremos, conviene saber que un aceite menos viscoso (más fluido) facilita el arranque en frío.

4. En coches diésel, puedes accionar un par de veces los calentadores; aunque abuses un poco de batería, el motor de arranque seguramente deba trabajar menos.

5. En motores de gasolina cuidando bien las bujías no tendrías que tener problemas con el arranque.

6. Si se trata de un motor de carburación puedes probar a dar dos o tres pisotones rápidos y a fondo antes de darle al contacto. Ayudarás a cebar el carburador y facilitarás el arranque.

7. Cambia periódicamente los filtros de aire y filtros de combustible para facilitar el arranque.

8. Si no consigues arrancar el coche solo te queda buscar un pequeña caída en la calle y dejar el coche en punto muerto, con la inercia cogerás velocidad y es en ese momento cuando metes la segunda marcha y el coche debería arrancar.Los coches de hoy en día no sufren como antes los problemas de arrancar en frío pero en España buena parte del parque de automóviles tiene más de 8 años y sufren en los fríos inviernos.

Antes de nada. Si un coche está en perfecto estado no debería tener problemas a la hora de arrancar pero lo cierto es que la falta de puesta a punto nos juega malas pasadas en muchas ocasiones.

1. No hace falta decir que si el coche está bajo techo tienes muchas más posibilidades de arrancar tu coche sin problemas, pero no siempre es posible por lo que si lo tienes que aparcar en la calle lo mejor es buscar un sitio resguardado del viento y si es posible debajo del alumbrado público, mucho mejor.

2. Una batería muy fría tiene mucho menos poder de arranque que otra más caliente, por lo que un buen paño caliente y seco sobre la batería unos minutos antes de arrancar puede ser una primera opción interesante.

3. Para casos extremos, conviene saber que un aceite menos viscoso (más fluido) facilita el arranque en frío.

4. En coches diésel, puedes accionar un par de veces los calentadores; aunque abuses un poco de batería, el motor de arranque seguramente deba trabajar menos.

5. En motores de gasolina cuidando bien las bujías no tendrías que tener problemas con el arranque.

6. Si se trata de un motor de carburación puedes probar a dar dos o tres pisotones rápidos y a fondo antes de darle al contacto. Ayudarás a cebar el carburador y facilitarás el arranque.

7. Cambia periódicamente los filtros de aire y filtros de combustible para facilitar el arranque.

8. Si no consigues arrancar el coche solo te queda buscar un pequeña caída en la calle y dejar el coche en punto muerto, con la inercia cogerás velocidad y es en ese momento cuando metes la segunda marcha y el coche debería arrancar.

Fuente: http://noticias.coches.com/

Categories: ,